Blog

¿Qué impuestos debo pagar por mi herencia?

Es este un Impuesto cedido a la Comunidades Autónomas (en adelante CCAA), por la Ley 29/1987.

Esto es importante, ya que la Ley por la que se regirá la sucesión del causante es la de su residencia fiscal, y existen grandes diferencias entre las CCAA, lo que puede llevar a la repudiación de la herencia por el hecho de no poder pagar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

¿Cuál es el hecho imponible del ISD?

El hecho imponible de este impuesto, es decir, los Bienes y Derechos que grava este Impuesto son, y las define el Art. 3 LISD:

  1. La adquisición de Bienes y Derechos por Herencia, Legado, u otro título sucesorio.
  2. La adquisición de Bienes y Derechos por Donación o cualquier otro negocio jurídico inter vivos.
  3. Los Contratos de seguros de vida, cuando el contratante sea persona distinta del beneficiario.

Sujeto Pasivo y Sujetos Responsables

El sujeto pasivo debo definirlo como la persona o personas obligadas a tributar, y las define el Art. 5 LISD, al respecto la LISD distingue dos situaciones:

  1. a) Contribuyentes con residencia habitual en España: tributan por obligación personal. Están obligados a declarar por LISD, todos los bienes y Derechos, con independencia de donde se encuentren.
  2. b) Contribuyentes sin residencia habitual en España: tributan por obligación real. Están obligados a declarar LISD, los Bienes y Derechos situados o que se puedan ejecutar en España.

Respecto a estos segundos, surge la figura del responsable subsidiario, que normalmente serán entidades financieras, y en algunos casos funcionarios.

Base Imponible y Base Liquidable

Puedo definir la Base Imponible como el valor neto de la parte individual de cada heredero o de la Donación. Se calcula de esta forma:

Esquemáticamente se calcula de esta forma, y su calculo es de vital importancia, para evitar posteriores problemas con las Haciendas Autonómicas, como por ejemplo una Comprobación de valor, o una correcta valoración si se va a vender.

La liquidación de este Impuesto para el caso de herencias es 6 meses, desde la fecha de defunción, cabe prorroga por plazo de 1 en el caso que no haya haber suficiente en la herencia para el pago de las deudas, el modelo es el 650.

En el caso de donaciones es de 30 días, desde que se efectúe la donación, el modelo para efectuar la liquidación es el 651.

ESQUEMA DEL ISD BASE IMPONIBLE DE CADA HEREDERO
Valor real (-) Reducciones
(-) Cargas deducibles Base Liquidable
Caudal hereditario (x) Tarifa correspondiente
(+) Ajuar doméstico (x) Coeficiente Multiplicador
(-) Deudas y gastos deducibles Cuota tributaria
MASA HEREDITARIA (-) Deducciones y Bonificaciones
  CUOTA A PAGAR

La LISD, establece las siguientes reducciones, según el parentesco:

  1. a) Grupo I: Descendientes y Adoptados menores de 21 años, pueden reducirse en cuota 15.956,87€, más otros 3990,75€ por cada año que le reste por cumplir 21, con un límite de 47.858,59€.
  2. b) Grupo II: Descendientes y Adoptados mayores de 21 años, pueden reducirse en cuota 15.956,87€.
  3. c) Grupo III: Hermanos, Tíos y sobrinos, pueden reducirse en cuota 7993,56€
  4. d) Grupo IV: Primos y otros grados más alejados, no tienen Derecho a reducción
  5. e) Reducción por Minusvalía: Todo aquel heredero con discapacidad del 33%, reduce 47858,59€, y supera el 65% la reducción es de 150.253,03€
  6. f) Reducción por seguro de vida: Todo cónyuge, ascendiente, descendiente o adoptado reduce el 100% con un límite de 9145,49€

Relación del LISD con otros Impuestos

Fundamentalmente el LISD interactúa con otros dos Impuestos:

  1. a) IRPF: En principio, conforme dispone el Art. 6.4 Ley 35/2006 (Ley del IRPF), cualquier cuantía recibida por herencia o donación resulta incompatible con el IRPF. Ello no siempre es así, porque en el supuesto de recibir un piso alquilado o un fondo de inversión, los rendimientos, se deberán declarar en la renta de ese año. Cuestión distinta será el momento en el que se disponga, es decir se enajene el Bien o Derecho recibido, en cuyo caso si habrá que incluirlo en la declaración del año en que se efectúe la enajenación, como ganancia o pérdida patrimonial, para lo que es de vital importancia realizar una correcta valoración.

Comentar, por último, la Plusvalía del Muerto, que es la obligación que tienen los Herederos de hacer la Declaración de la renta del causante, que queda a cargo de los herederos. La llamada Plusvalía del Muerto, conforme dispone el Art. 33.3 b LIRPF, no genera ganancia ni pérdida patrimonial en la declaración del causante, ya que dichos bienes y Derechos los han declarado los herederos en LISD.

  1. b) IITVNU: La conocida como Plusvalía Municipal, este Impuesto afecta tanto a Herencias como a Donaciones, solo en el supuesto que se reciba un bien inmueble de naturaleza urbana, quedan por tanto excluidos los bienes rústicos. Este tributo se liquida en el Municipio en el que radique el Bien Inmueble, y el plazo es distinto según se trate de Herencia.

Recibir una herencia, por tanto, siempre devenga ISD y en cuanto al IRPF dependerá del bien o del hecho en cuestión. De ahí que una correcta planificación es más que adecuada en estos casos.

Menú